Ventajas panel tipo sandwich

frente al acero y el ladrillo

Ventajas panel tipo sandwich frente al acero y el ladrillo

VENTAS PANEL TIPO SANDWICH QUE LO HACEN MEJOR QUE EL ACERO Y EL LADRILLO

Junto con ser tradicionalmente uno de los materiales preferidos a la hora de construir, cada vez más se postula con mayor fuerza para ser el material del futuro.

Mayor aislación térmica, bajas emisiones de CO2 y mayor sustentabilidad en comparación con otros materiales como el acero y el ladrillo. Esas son las ventajas por las que el panel tipo sandwich ha ganado gran popularidad durante el último tiempo.

A medida que los gobiernos continúan en su intento de combatir la escasez de viviendas, parece que los paneles tipo sandwich madera (y otros acabados como tipo teja) pueden proporcionar una forma de abastecimiento de casas asequibles que son rentables para vivir y que se pueden construir en la mitad del tiempo de una vivienda tradicional construida en ladrillo.

De hecho, países como Alemania tienen una larga tradición de construcción aprovechando las ventajas panel tipo sandwich madera, mientras que en el Reino Unido, predomina el uso de ladrillos. Sin embargo, esto es probable que cambie si se suma a la tendencia establecida por el resto de la Unión Europea que construye cada vez más con soluciones constructivas basadas en madera.

Una nueva solución constructiva

Los paneles tipo sandwich de madera es uno de los principales desarrollos que ha traído a la madera de nuevo al centro de atención. Aunque estos paneles no van a reemplazar el hormigón y el acero de la noche a la mañana, se cree que tiene suficientes cualidades para hacerlas coincidir y cambiar las preconcepciones de la gente sobre la madera con respecto a construcciones en altura.

Ventajas panel tipo sandwich frente al acero y el ladrillo

Prefabricación

Las viviendas prefabricadas consiste en piezas de construcción fáciles de montar en sitio pero que se elaboran en fábricas, mediante procesos industriales que aseguran altos estándares de calidad. A este ámbito pertenecen, por ejemplo, las casas modulares.

Aunque a menudo se describe como algo fuera de un catálogo de Ikea, las casas prefabricadas son otro ejemplo de cómo la madera supera a sus materiales rivales: están insonorizadas, tienen calefacción de baja energía y aislamiento y son 50% más eficientes energéticamente que una casa tradicional.

Puede tardar uno o dos en ensamblar y otras seis a ocho semanas para completarla completamente, mientras que una casa tradicional tarda entre 14 y 16 semanas en construirse. Y puesto que el factor climático afecta siempre los plazos, la buena noticia es que este sistema industrializado no depende del mal o buen tiempo.

Ventajas panel tipo sandwich frente al acero y el ladrillo

Velocidad

Una de las grandes ventajas de los paneles tipo sandwich, es su velocidad de construcción. Los paneles se fabrican a medida en fábrica. Esto significa que los tiempos de entrada son más largos –por lo general 12 semanas desde el diseño del esquema hasta los paneles que llegan al sitio–, pero después de eso, las cosas se mueven con bastante rapidez.

Con los paneles tipo sandwich prefabricados, el tiempo que se tarda en construir una casa en el sitio es mucho más rápido que las casas tradicionalmente construidas (ladrillo estándar y construcción de bloques), que típicamente llevaría alrededor de siete a diez días, en lugar de semanas.

Costo

Aunque los costos varían dependiendo de la escala de un proyecto, por lo general se puede afirmar que otras de las ventajas panel tipo sandwich es ser mucho más barato que los edificios de acero y el ladrillo

Fuerza

Es cierto que el acero es más fuerte y más ligero que la madera, en tanto puede cubrir tramos mayores que la madera y es más adecuado para sitios con difícil acceso. Sin embargo, la madera puede emprender diversos tratamientos para mejorar su resistencia. Los paneles tipo sandwich son un claro ejemplo